Lo Último

Geminiano Bazzani, una destacada trayectoria en el mundo empresario juninense

Durante décadas estuvo al frente de la zapatería más importante de Junín y una de las más grandes de la Provincia. Además tuvo negocios de indumentaria, inmobiliarios, de forestación y de hotelería.
Geminiano Bazzani. (Foto diario LA VERDAD)


La tradición comercial de Geminiano Bazzani se remonta al siglo XIX. En 1890 su abuelo llegó al país, más precisamente a nuestra ciudad, e instaló una zapatería en la esquina de las actuales calles General Paz y Gandini, cuando Junín era una aldea con calles de tierra. El negocio fue continuado con su padre y luego pasó a sus manos y a la de su hermano, época en que la empresa familiar se convirtió en un referente destacadísimo en el rubro calzados de la ciudad y la zona.
Sin embargo, su visión particular lo llevó más allá del negocio de su familia y así incursionó en otros rubros como la indumentaria, de forestación, agropecuarios, inmobiliarios y de hotelería, atento siempre a las oportunidades que se le iban presentado y con esa intuición particular y casi única de los pioneros que saben ver en esas oportunidades, las claves para el éxito.
La hotelería fue el ramo al que dedicó también sus esfuerzos y así, como en su momento fue la zapatería familiar, el hotel Copahue también lo convirtió en un ícono del alojamiento en la ciudad.

Zapatería Bazzani:
un clásico

En una nota publicada en un diario local el 3 de mayo de 2009, Geminiano Bazzani rememoró que empezó a trabajar a los 14 años en la zapatería que estaba a cargo de su padre. Corría el año 1936. A esa altura ya era uno de los comercios más importantes de Junín: “Era la zapatería más grande de la zona -cuenta en dicho reportaje-, el local era de 14 metros de frente por 43 de fondo. Había gente que viajaba y conocía varios lugares, que me decía que en la provincia de Buenos Aires no había zapaterías como ésa. Abarcábamos de todo, desde alpargatas hasta los calzados más finos”.
Tan célebre era, que había fabricantes que elaboraban confecciones exclusivas para Bazzani y describió que "había días en los que entraban al negocio entre 1200 y 1500 personas. A veces se formaban colas de hasta dos cuadras para ingresar. Nosotros le poníamos mucha dedicación y el personal era muy bueno, había unas 30 ó 35 personas trabajando en el mostrador y en la administración”.
Se hizo cargo del negocio cuando su padre dejó de administrarlo y luego se incorporó su hermano. Durante décadas, la zapatería Bazzani fue un clásico que se destacaba en el centro de la ciudad. Finalmente, cuestiones personales influyeron en el ánimo de Geminiano por lo que decidió dejar la venta de calzado para cambiar de rumbo: “La zapatería es muy absorbente, hay que estar en las compras, el manejo del personal, las ventas, la publicidad. La verdad es que tuvo mucho éxito, pero llegó el momento de tomar cada uno su propio camino, entonces la vendimos”.

Otras actividades

Sigue contando la nota de dicho diario que "a la hora de desprenderse de la zapatería, Geminiano ya se había involucrado en otros negocios, muy diversos entre sí.
El primer paso fue comprar la casa de venta de indumentaria Cassal, que estaba en Sáenz Peña 212. Después adquirieron junto con su hermano el local de Gath & Chaves, ubicado en la esquina de Sáenz Peña y Arias, al que le mantuvieron nombre, agregándole “filial Bazzani”.
Al mismo tiempo, se embarcó en una empresa muy curiosa: la forestación. “En aquel momento, esa actividad fue fomentada por el Gobierno -explica Gemy-. Se presentó la oportunidad y yo la aproveché. Planté 125.000 árboles de eucaliptos acá en Junín, y exploté la madera durante 30 años, haciendo cortes y mandándola a Buenos Aires, Rosario, Capitán Bermúdez”.
Paralelamente, se le ocurrió que un hotel podría ser una buena inversión, y allí fue, buscando ampliar el horizonte. Adquirió la vieja pensión de Cavagione y la reformó. “Tiramos todo abajo y construimos todo de nuevo”, comenta.
Así nació en 1973 el Hotel Copahue, cuyo nombre significa “calor de hogar” (foto). En la edificación se apuntó a un estilo colonial que aún se conserva. Al principio era más chico que el actual y tenía unas 50 habitaciones; ahora tiene 73 y para la ampliación debieron comprar el lote lindero.

SU FALLECIMIENTO

Geminiano Bazzani falleció el martes 28 de febrero de 2012 a los 89 años de edad. El diario LA VERDAD realizó una reseña de su vida en la siguiente nota, publicada al día siguiente de su deceso:
El deceso de este importante empresario juninense quedó plasmado en las participaciones publicadas en el diario LA VERDAD en los días siguientes:
PUBLICADAS EL MIERCOLES 29 DE ENERO DE 2012:
JUEVES 1 DE MARZO DE 2012: DIARIO LA VERDAD

VIERNES 2 DE MARZO DE 2012 DIARIO LA VERDAD:














No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL PRIMER SITIO DE LA HISTORIA DE JUNIN EN INTERNET. CONSTRUYENDO EN POSITIVO A PARTIR DE CONTAR EL PASADO DE TODOS LOS JUNINENSES

SIGLO XIX. EL FEDERACION. HISTORIAS FUNDACIONALES

AGUSTINA, PASADO Y PRESENTE

JUNIN EN LA GUERRA DE MALVINAS

Lo más leído esta semana

Espacio de publicidad

MAPA DE JUNIN CON SUS CALLES EN GOOGLE MAPS